EscríbenosDónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

La Temida Procesionaria

Publicado: 4 de Febrero de 2019

La oruga de la procesionaria ya ha llegado, después del invierno cuando las temperaturas empiezan a subir comienza la proliferación en parques de pinos y cedros, desde principios de enero en algunas zonas del sur de la península hasta finales de abril.

 Forman bolsas blancas  con aspecto algodonoso que cuelgan de las copas; al eclosionar bajan una detrás de otra formando una fila a modo de procesión por el tronco, dejando un rastro de pelos urticantes allá por donde pasan. Debemos tener mucho cuidado tanto con nuestras mascotas como con niños pequeños ya que estas orugas se defienden lanzando a modo de dardo las espinas urticantes que cubren su cuerpo. Los síntomas inmediatos son quemazón y enrojecimiento local de la piel, las mascotas incluso pueden llegar a chupar el insecto provocando necrosis de los tejidos afectados (legua, encías, paladar) y si llegan a deglutirlo puede producir incluso asfixia y muerte.

En caso de ingestión de la toxina, pueden presentarse vómitos, babeo e intentos de rascarse la boca con las patitas. En casos graves, hay cierre laríngeo y dificultad respiratoria, lo cual requiere una actuación inmediata del veterinario para salvar la vida de la mascota.

Como primera medida de intervención en casos más leves, es enjuagar la zona afectada con agua o suero fisiológico a chorro, nunca frotar porque se diseminan los pelos venenosos y acudir de urgencias al veterinario más cercano.


haz clic para copiar mailmail copiado